NACE UNA NUEVA MARCA

De la cohesión, de la experiencia, por la seguridad y salud, para todos.

 Serviciosdeprevenciónajenos.es

D. Ángel Allué Buiza ha sido nombrado nuevo Director General de Trabajo.

 

El Gobierno ha nombrado a D. Ángel Allué Buiza nuevo Director General de Trabajo, Migraciones y Seguridad Socialel que nombra director general de Trabajo a Ángel Allué Buiza, a propuesta del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

 

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social. Ocupaba hasta ahora el cargo de consejero de alta inspección, adscrito a la Dirección del Organismo Autónomo Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

 

Como inspector estuvo destinado en las Inspecciones Provinciales de Baleares y Madrid, para pasar a desempeñar diferentes responsabilidades en el Ministerio de Trabajo, como la de subdirector general de Productividad y Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

También ha sido consejero de Trabajo y Asuntos sociales en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (UE) entre 2006 y 2008, momento en el que fue nombrado director general de Política Comercial y Comercio Interior en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

 

En el ámbito de la empresa privada ha trabajado como abogado en práctica laboral en los años 1978 y 2011-2013.

Fuente: eldiario.es

D. Francisco Javier Pinilla García ha sido nombrado nuevo director del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

Funcionario de la Escala de Titulados Superiores de Prevención del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Ministerio de Empleo y Seguridad Social) desde 1987. Ha sido Jefe del Servicio de Asesoramiento y Normas, Consejero Técnico de Dirección del INSST y en la actualidad coordinador de Investigación del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, encargado de la promoción y ejecución de la investigación interna y de la coordinación de la investigación externa (universidades y centros tecnológicos).

 

Ha sido miembro representante del gobierno español  en el Comité Consultivo para la Seguridad, la Higiene y la Protección de la Salud en el lugar de Trabajo de la Unión Europea (Luxemburgo), del Consejo de Administración de la Agencia Europea de Salud y Seguridad en el Trabajo (Bilbao) y en el Consejo de Administración de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo (Dublín), entidad dependiente de la Comisión Europea que tiene como misión el estudio de las tendencias de cambio en materia sociolaboral, de medio ambiente y de calidad de vida.

 

Ha sido consultor en misiones internacionales de cooperación en el marco de la Organización Internacional del Trabajo en Ecuador y Mauritania y experto español en tareas de cooperación laboral y de condiciones de trabajo en Chile y México.

 

Fuente: Prevencionar

Artículo de opinión del Gerente-Coordinador de Servicios de Prevención Ajenos (ASPA & ANEPA) 

 

 "Breve revisión documental y reflexión sobre el déficit de especialistas en medicina del trabajo"

 

17 de julio de 2018

 

Constitución. Artículo 40.2  Asimismo, los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales; velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados.

 

 

La cuestión suscitada sobre la insuficiencia de profesionales en medicina del trabajo  y la necesidad de buscar soluciones que pudieran dar cumplimiento al principio constitucional de velar por la seguridad e higiene de los trabajadores ha venido planteándose tiempo atrás por diversas comisiones, entidades y asociaciones científicas.

 

En este sentido hace más de 18 años y bajo mandato de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo se acordó la creación de un Grupo de Trabajo para el análisis de la problemática existente en relación con la dotación e integración de los profesionales sanitarios en la constitución, funcionamiento y, en su caso, acreditación, tanto de los Servicios de Prevención propios como mancomunados de las empresas que pudieran constituirse, como de las Entidades Especializadas para actuar como Servicios de Prevención Ajenos, que cuenten con la actividad de vigilancia de la salud. Dicho grupo elaboró la Ponencia Estudio de la dotación e integración de profesionales sanitarios en los servicios de prevención, que concluyó, entre otras, con las siguientes reflexiones:

 

-La vigilancia de la salud debe estar desempeñada por profesionales sanitarios con la adecuada capacitación (Médico Especialista en Medicina del Trabajo o Diplomado en Medicina de Empresa y ATS/DUE Diplomado en Enfermería de Empresa) sin perjuicio de la participación de otros profesionales sanitarios con competencia técnica, formación y capacidad acreditada.

 

-Los recursos de Profesionales Sanitarios existentes son insuficientes para hace frente a las exigencias de la nueva normativa en prevención de riesgos laborales. Este hecho es especialmente importante en determinadas Comunidades Autónomas.

 

A los efectos de subsanar dicha situación se propuso en el seno de este Grupo diversas soluciones como las siguientes:

 

-Todos los sectores representados en este Grupo de Trabajo coinciden en la necesidad de renovar el sistema formativo de la Especialidad de Medicina del Trabajo, con la finalidad de adecuarlo a la importancia social de la especialidad y a las exigencias previstas en la Directiva 93/16/CEE. Lo anteriormente expuesto implica la modificación del sistema formativo actual de «alumnado» por el de "residencia" con la participación activa de todos los sectores interesados para que la Medicina del Trabajo y la especialidad en Enfermería de Salud Laboral se configuren en los mismos términos que el resto de las especialidades médicas y de enfermería que actualmente se forman mediante el sistema de residencia.

 

-El Real Decreto 1497/1999, de 24 de septiembre, por el que se regula un procedimiento excepcional de acceso al título de médico especialista conocido como "MESTOS", debe suponer que un grupo significativo de médicos, que en la actualidad está vinculado profesionalmente a las distintas áreas de la salud laboral, accederá a la obtención del título de médico especialista en Medicina del Trabajo; con ello, se contribuirá en la medida en que se cumpla lo anteriormente expuesto a paliar el déficit de los

especialistas antes citados.

 

Con estas y otras actuaciones se consideraba podría solucionarse, al menos en parte, la falta de especialistas en medicina del trabajo en nuestro país, entendiendo que el nuevo modelo de “residencia” junto con el mencionado modelo MESTOS aportaría a la sociedad especialistas para cubrir con garantías el mandato constitucional de velar por la seguridad e higiene de los trabajadores.

 

Estas dos soluciones principales, que fueron adoptadas por la Administración, parece no han supuesto una herramienta lo suficientemente eficaz para solucionar dicho déficit, si bien el planteamiento de las mismas parece muy adecuado, su materialización ha encontrado diversos obstáculos, entre los cuales podemos subrayar los siguientes:

 

-En 2003 la Medicina del Trabajo paso al grupo II de especialidades de formación hospitalaria MIR, pero dicha reforma no se vio acompañada de una financiación suficiente para dichas plazas y similar al resto de especialidades. Así el número de plazas convocadas 2017 fue de 63 y el número de plazas entre 1980 y 2017 fue de 3558. Lo que hace insostenible la oferta de profesionales sanitarios para cubrir la demanda precisa para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

-Alta tasa de jubilación de profesionales sanitarios. Alrededor de 400 especialistas en Medicina del Trabajo se jubilan cada año. Ya se estimaba que en el año 2015 el 58.7% de profesionales de Medicina del Trabajo tendrían más de 50 años.

 

-Especialidad sanitaria desconocida. Es una de las especialidades menos escogidas por los alumnos de medicina ya que en los programas formativos no hay materia alguna sobre esta especialidad. Se encuentra entre las cinco especialidades menos elegidas y con números más altos del MIR, por encima del 6000.

 

-Abandono de la especialidad. Los abandonos en las plazas de residencia para probar suerte de nuevo en el examen de MIR se vienen produciendo de forma habitual en España. En la Medicina del Trabajo las renuncias duplican las plazas MIR convocadas en esas especialidades. La tasa de abandono es aproximadamente del 20 %, renuncia que se produce mayoritariamente durante el primer año de formación.

 

-Fuga de profesionales. Hay una fuga de especialistas sanitarios a otros países de la Unión Europea, países del Este o de Latinoamérica, y la especialidad de Medicina del Trabajo es sin duda una de las más afectadas por este fenómeno, siendo una de las Especialidades de mayor demanda y prestigio profesional fuera de nuestras fronteras.

 

-En la práctica, se ha podido comprobar que Medicina del Trabajo es la cuarta especialidad médica en cuanto a “recirculación de profesionales”, es decir, médicos de otras especialidades que la eligen para cursar una segunda especialidad.

 

Esta insuficiencia de profesionales ha continuado planteándose en los años subsiguientes. Así en el año 2009, el entonces Presidente de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo, don Francisco Vte. Fornés, en comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado, platicaba sobre los retos a los que se enfrenta dicha especialidad en cuanto al desconocimiento oficial del número de Especialistas en Medicina del Trabajo que serían necesarios para cubrir las necesidades presentes y futuras declarando: “… y todo esto lo ponemos en peligro ante la carencia de profesionales y ante la ausencia de iniciativas serias y rigurosas para acabar con esta situación.”

 

Según los cálculos estimados por esta Sociedad y calculados en base al número de especialistas y las necesidades para dar cobertura a lo establecido en la LPRL, el déficit en el año 2009  era de 3.200 médicos, lo que suponía la necesidad de que anualmente se convocarán 550 plazas durante al menos 6 años, en vez de las 128 plazas ofertadas por la falta de dotación económica para ello.

 

Dos años después, el Ministerio de Sanidad encargó a la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, una serie de informes que analizaran la situación de las especialidades sanitarias en nuestro país. De esta manera el Informe Oferta y necesidades de especialistas médicos en España 2010-2025 de diciembre de 2011 evidenciaba la situación deficitaria de especialistas en Medicina del Trabajo, estimando que en el año 2020 se reducirá el número de médicos del trabajo en cerca del 17% y en 2025, en un 35%, respecto al número de especialistas en 2015.

 

 

MEDICINA DEL TRABAJO (por 100000 hab. Entre 16 y 64 años)

 

 

2015

2020

2025

 

Nº  TOTAL ESPECIALISTAS

7102

5922

4687

 

RATIO POR 100.000 HAB.

23,2

19,8

16,0

 

PORCENTAJE MUJERES

60,1

60,5

62,1

PORCENTAJE MAYORES 49 AÑOS

58,7

67,1

 

62,7

 

 

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

                                                                            

Y entre sus conclusiones especificaban que “dos especialidades multidisciplinares Bioquímica Clínica e Inmunología y Medicina del Trabajo presentan previsiones de déficit motivados fundamentalmente por los altísimos porcentajes de recirculación actuales. Hay que tener en cuenta que para las especialidades multidisciplinares solo se han estimado los médicos y por tanto sus necesidades podrían ser cubiertas por otros profesionales.”

 

Así llegamos a la publicación del Real Decreto 843/2011 por el que se regulan los servicios sanitarios de los servicios de prevención, fruto de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo para el periodo 2007-2011. En la fase consultiva de este Real Decreto, el Consejo de Estado , supremo órgano consultivo del Gobierno, recibió diferentes informes, propuestas y planteamiento entre los cuales se evidenciaba nuevamente la falta de estos profesionales sanitarios y los problemas que de ello podrían derivarse, así la Secretaria General Técnica del Ministerio de Trabajo e Inmigración en informe de 7 de febrero de 2011, observa que la “evidente falta de especialistas en medicina del trabajo, haría aconsejable valorar la posibilidad de contar, al menos con carácter general transitorio con facultativos de otras especialidades”.

 

En iguales términos pero con otro objetivo las Comunidades de Andalucía, País Vasco, Extremadura, Madrid, Murcia y Castilla y León mencionaban la escasez de profesionales especializado en Medicina del Trabajo si bien con un objetivo diferente relacionado por las ratios de trabajadores cubiertos por estos profesionales sanitarios.

 

En términos contrarios se manifestó el Ministerio de Sanidad considerando la suficiencia de especialistas en medicina del trabajo, si bien el informe Oferta y necesidades de especialistas médicos en España 2010-2025 ya mencionado y publicado meses después evidenciaría una situación contraria.

 

Dicho Real Decreto parece que, en coherencia con la evidente y manifiesta falta de profesionales sanitarios y en la prioridad de dar cobertura en materia de Vigilancia de la Salud a todos los trabajadores en base al reiterado precepto constitucional, aperturó, en su artículo 4º la entrada de otros médicos o enfermeros especialistas en posesión del título oficial, en función de la capacitación asociada a su especialidad o disciplina: “Podrán participar en el servicio sanitario otros médicos o enfermeros especialistas en posesión del título oficial, en función de la capacitación asociada a su especialidad o disciplina, cuyo tiempo de trabajo contará a efectos de dotación de recursos de los servicios sanitarios del servicio de prevención.”

 

Cabe mencionar que, si bien el Consejo de Estado dejaba claro lo pretendido por el legislador con dicha redacción: “Se prevé expresamente que podrán participar en el servicio sanitario otros médicos o especialistas que estén en posesión de título oficial, en función de la capacitación asociada a su especialidad o disciplina” este precepto, que podría considerarse solución, al menos de carácter transitoria, continúa, 7 años después, siendo negado por las autoridades sanitarias de diversas Comunidades Autónoma volviéndola, por tanto, infructuosa y fútil y desprotegiendo jurídica y empresarialmente, fundamentalmente, a los servicios sanitarios acreditados por dichas CCAAs.

 

Con este marco y en la actualidad se suceden los estudios como el VIII Informe Adecco ¿Dónde encontrar empleo si estás en paro?  y el siguiente IX Informe de Adecco que concluye que la Medicina del Trabajo será una de las cuatro la especialidad médicas con más demanda en 22017 y 2018 debido a la escasez de estos profesionales. O declaraciones de la Comisión Nacional de Medicina del Trabajo que acepta la ausencia de datos oficiales sobre las necesidades de especialistas si bien consideran hay estimaciones fiables que confirman el déficit de especialistas; como “el escaso número de médicos del Trabajo en los órganos e institutos de Seguridad y Salud de la mayoría de las comunidades, en los servicios de Salud Laboral autonómicos, en órganos de la Administración como la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo o el Instituto Carlos III, y en las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social” ( www.diariomédico.com). O de la Asociación de Especialistas en Medicina del Trabajo (Aeemt), quienes cifran en unos 4.000 los facultativos del Trabajo que actualmente ejercen en España; “claramente insuficientes” para una población ocupada que, según los últimos datos del INE, es superior a los 18 millones de trabajadores (www.diariomédico.com).

 

Por otro lado,  las organizaciones empresariales de servicios de prevención continúan evidenciando la complejidad de poder encontrar especialistas en medicina del trabajo, ante todo en aquellos núcleos de población alejados de las grandes ciudades, lo que supone  una inseguridad jurídica provocada por la obligatoriedad de cumplir con los criterios de acreditación necesarios para mantener la autorización como tal.

 

Así las cosas, el panorama actual en cuanto al déficit de profesionales sanitarios, 18 años después de la creación del Grupo de Trabajo bajo la encomienda de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo es, cuanto menos, el mismo, es decir hay un problema del número de profesionales en medicina del trabajo; No se ha realizado por el Ministerio de Sanidad ningún diagnóstico claro sobre el particular; No hay una adecuación y mejora de las propuestas realizadas en su día por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo; Y el precepto legal de permitir la entrada de otros especialistas sanitarios es obviado por la autoridad sanitaria de diversas Comunidades Autónomas. Tal vez sea momento de no dilatar más una situación que pudiera volverse irreversible para reflexionar por parte de todos los protagonistas e interlocutores del sector y buscar soluciones que permitan al Estado garantizar el precepto constitucional de velar por la seguridad y salud de los trabajadores.

 

 

Fuente: Servicios de Prevención Ajenos.

Foto: Prevencionar.

 

 
La Federación ASPA recibe el Diploma de PESI en reconocimiento a sus 10 años apoyando la Seguridad Industrial.
 
Madrid, 29 de junio.
 
PESI (Plataforma Tecnológica Española de Seguridad Industrial) acaba de celebrar, el 27 de junio, el CONGRESO SR2 en el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, en Madrid.
El acto fue inaugurado por D. Francisco Marín, Director General del CDTI, quien dió paso a la exposición que tuvo lugar durante la mañana sobre de entornos inteligentes y seguros de trabajo (Seguridad 4.0) continuando con la mesa de fiabilidad de procesos y sistemas industriales e infraestructuras en el marco de la industria 4.0. 
Tras un networking entre los asistentes, la tarde comenzó con conferencias sobre la cooperación Latinoamérica-España en I+D+i, seguidas de exposiciones obre la Ciberseguridad Industrial.
La clausura fue a cargo de Dª Mariam Ferré, Jefa de Subdivisión de Programas y temáticas científico-técnicos de la Agencia Estatal de Investigación, Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.
Como colofón tuvo lugar el esperado acto de entrega de reconocimientos a los Socios Fundadores y entidades que han destacado por su colaboración con PESI. El galardón fue entregado a FEDERACIÓN ASPA y recogido por su Vicepresidente D. Miguel Santos Romón Mena. 
 
Fuente: Servicios de Prevención Ajenos.

 

 

Servicios de Prevención Ajenos se reúne con el Presidente de CEPYME.

 

Madrid, 20 de junio de 2018

 

En la mañana de ayer, jueves 19 de julio, Servicios de Prevención Ajenos ASPA-ANEPA se reunieron con el Presidente de CEPYME, D. Antonio Garamendi, con el fin de dar traslado a esta Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa de las preocupaciones que, como sector, tienen nuestras empresas, más en el convulso momento político actual.

 

De esta manera, se comentó sobre el Proyecto No de Ley aprobado recientemente por la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso que mantiene el debate sobre la internalización versus externalización de la prevención y que es, en este momento, una de las principales inquietudes del sector contra la cual, la Federación ASPA y ANEPA, están actuando activamente como grupo de presión.

 

Desde CEPYME se trasladó el mayor apoyo a la actividad preventiva de los servicios de prevención ajenos, considerando que estos son unos operadores absolutamente necesarios para al pequeño y mediano empresario, quienes a su vez confían en la actividad realizada y la calidad de su servicio.

 

Esta reunión se enmarca en el ciclo de reuniones y contactos que Servicios de Prevención Ajenos está realizando a los efectos de poner en valor a los servicios de prevención ajenos y la importante función social que están llevando a cabo. 

Fuente: Servicios de Prevención Ajenos

 

ANEPA celebró su Asamblea General.

 

El proceso de constitución de SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS, junto con la Federación ASPA, constituye una organización empresarial con mayor fortaleza y representatividad del Sector.

 

Madrid, 27 de junio 2018

 

Ayer, 26 de junio, la organización empresarial ANEPA (Asociación Nacional de Entidades Preventivas Acreditadas) celebró su Asamblea General en Madrid, inaugurada por su presidente, Andrés López Sansinena. Se trataron los principales asuntos de actualidad que afectan al sector de los Servicios de Prevención Ajenos y Auditoras de Prevención, y a la Seguridad y Salud Laboral española.

 

ANEPA presentó su memoria de actividades, junto con las líneas estratégicas para el próximo ejercicio, informando de las actuaciones que se están llevando a cabo ante la preocupante escasez de profesionales sanitarios; formación en PRL derivada de la negociación colectiva; el intrusismo que sufre el sector y los análisis de los Grupos de Trabajo de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo en materia de Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo.

 

Destacó el Estudio del Sector de los Servicios de Prevención Ajenos, elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid con la colaboración del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo, en el que se analizan tres pilares fundamentales:  análisis jurídico del marco normativo de los servicios de prevención; estudio de datos del sector y de la actividad de vigilancia de la salud; y cuestionario de satisfacción e integración del SPA dirigido a empresarios y representantes de los trabajadores.

 

Fuente: Servicios de Prevención Ajenos

La Federación ASPA celebró su Asamblea General

 

El proceso de constitución de SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS junto con la asociación nacional ANEPA, constituye una organización empresarial con mayor fortaleza y representatividad del sector

 

Madrid, 22 de junio 2018.-

 

La Federación ASPA celebró ayer,  21 de junio,  su Asamblea General Ordinaria  en la sede de la CEOE de Madrid, en la que se abordarán los principales asuntos de la actualidad del sector de los servicios de prevención ajenos  y las líneas estratégicas a seguir para los próximos meses.

 

David Muñoz, presidente de Federación ASPA, inauguró la misma dando paso a Hiscox-ACV Cobián, patrocinadores de la Asamblea, entidades que siguen apostando por un futuro seguro para los Servicios de Prevención Ajenos, a través de su póliza de Responsabilidad Civil, garantizando, en exclusiva, a los asociados de Servicios de Prevención Ajenos, la prima más competitiva del mercado.

 

Entre los puntos principales que se abordaron en la Asamblea, destacan: el Estudio del Sector de los Servicios de Prevención Ajenos, elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid, con la colaboración del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo; las Líneas de actuación que se están siguiendo en los Grupos de Trabajo de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo; la inquietud ante la carencia de profesionales sanitarios en la especialidad de trabajo; y  la formación en materia de PRL derivada de la negociación colectiva.

 

Al finalizar tuvo lugar un distendido vino español entre los asistentes, terminando con una cena-encuentro de los asociados que disfrutaron de una agradable noche madrileña.

Fuente: Servicios de Prevención Ajenos.

 

El nuevo RGPD, un reto lleno de oportunidades reputacionales para las organizaciones

 

El nuevo reglamento de protección de datos supone todo un cambio de paradigma con medidas dirigidas a la autorregulación: no solo hay que cumplirlas, también demostrarlo

 

 

POR Óliver Martin, coordinador gerente de Servicios de Prevención Ajenos | 04 de Junio del 2018

 

Desde hace varios meses, las organizaciones (tanto públicas como privadas) afrontan y preparan la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que entró en vigor el 25 de mayo. La nueva normativa, que ha sido concebida desde la premisa de la madurez que caracteriza a las organizaciones actuales, supone una profunda modificación de los estándares exigidos a las mismas en relación con la privacidad de los datos de los que disponen. De este modo, las entidades no solo tendrán que mostrar y demostrar un mayor compromiso a la hora de obtener, gestionar y almacenar estos datos, sino que además deberán integrar los nuevos principios regulatorios en sus protocolos de cumplimiento normativo.

 

El reglamento supondrá nuevas obligaciones, como la “notificación de violaciones de seguridad” a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) o a los afectados/interesados. Además, partiendo de la consideración de la efectividad de las multas disuasorias para asegurar su cumplimiento, el RGDP contempla sanciones de hasta 20 millones de euros o, incluso, del 4% del volumen total anual del negocio de la compañía en cuestión, sin obviar además los evidentes perjuicios reputacionales que ello podría suponer para la misma.

 

 

El nuevo RGPD trae consigo de este modo un cambio de paradigma muy considerable, en el que damos el salto de una regulación reactiva a otra proactiva. Además, supone una revisión de las bases legales del modelo europeo de protección de datos, que va más allá de una mera actualización de la normativa. La transformación digital y su consecuente generación masiva de información y datos, exige que las organizaciones vayan un paso por delante a la hora de asegurar la calidad y privacidad en su tratamiento.

 

Esta necesidad imperante es una de las principales alentadoras de un nuevo reglamento que, pese a los muchos retos que plantea, no ha de hacernos olvidar las ventajas que también conlleva. Así, debemos ser conscientes de que cumplir con la adecuada gestión de los datos y su privacidad no supone un gasto para nuestra organización. Al contrario, hemos de considerarla una inversión convertible en ventaja competitiva a la hora de reforzar la imagen, profesionalidad y calidad del servicio que ofrecemos. Dicho de otro modo, el cumplimiento de la nueva normativa supone un incremento directo del valor que aportan las organizaciones (públicas y privadas) a la sociedad, reconfigurando el binomio: derechos de los ciudadanos – obligaciones de las organizaciones. Como puntualización y considerando estas oportunidades, hemos de advertir además que el necesario asesoramiento externo al que recurran las organizaciones de cara a la adopción del nuevo reglamento conllevará un retorno para ellas.

 

En esta línea, se deberá prestar una mayor atención a aquellos sectores de actividad en los que se opere con datos especialmente protegidos, como es el caso de la prevención de riesgos laborales, que además desempeña sus labores en áreas tan delicadas como la sociosanitaria (que además es uno los objetivos incluidos en los Planes sectoriales de oficio de la AEPD). De este modo, resultará indispensable realizar un balance entre los legítimos intereses empresariales en el sector de actividad en el que se desarrollan los servicios preventivos y el nivel de protección y salvaguarda de los datos personales tratados, garantizando siempre el cumplimiento del principio de responsabilidad activa que incluye el nuevo reglamento. Según este principio, las entidades preventivas deberán adoptar medidas proactivamente a la hora de analizar y evaluar los riesgos, registrar actividades de tratamiento, proteger los datos desde el diseño y por defecto o notificar violaciones de seguridad de los datos, entre otras acciones.

 

Fuente: RRHH Digital

 

 

 

 

25 de mayo de 2018

 

Servicios de Prevención Ajenos presenta las10 claves básicas del nuevo RGPD a tener en cuenta por los Servicios de Prevención.

 

Servicios de Prevención Ajenos presenta las 10 claves básicas del nuevo reglamento, a tener en cuenta no solo por las organizaciones y actividades preventivas, sino que también por todos los sectores productivos y económicos en general.

 

 

Con la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se produce una profunda modificación de los estándares en materia de privacidad.

Ahora, se exigirá a las organizaciones públicas y privadas un mayor compromiso de conocimiento en la gestión de los datos y su necesaria integración en sus protocolos de cumplimiento normativo.

Cabe destacar que se deberá prestar una mayor atención a aquellos sectores de actividad en los que se traten datos especialmente protegidos, como es el caso de los servicios de prevención ajenos.

El incumplimiento de la nueva normativa podría llegar a acarrear sanciones de hasta 20 millones de euros o del 4% del volumen total global del negocio de la compañía, con el evidente y grave perjuicio reputacional que también supondría para la organización.

Servicios de Prevención Ajenos presenta las 10 claves básicas del nuevo reglamento, a tener en cuenta no solo por las organizaciones y actividades preventivas, sino que también por todos los sectores productivos y económicos en general.

 

  1. Principio de Responsabilidad Activa. Con el nuevo marco regulatorio se produce un cambio de paradigma, pasando de una regulación y cumplimiento reactivos a un principio proactivo.

 

  1. Protección y salvaguarda de datos personales. Resulta indispensable realizar un balance entre los legítimos intereses empresariales en el sector de actividad en el que se desarrollan los servicios preventivos y el nivel de protección y salvaguarda de los datos personales tratados. De este modo, es especialmente necesario iniciar procesos de adaptación y cumplimiento a la nueva norma en sectores tan sensibles como, por ejemplo, el sanitario.

 

  1. Mejora reputacional. El cumplimiento y adaptación al RGPD posibilita una mejora reputacional de la organización, clave a la hora de posicionarse en el mercado. Además, permite evitar o reducir la imposición de sanciones económicas y/o el descrédito del sector.

 

  1. Principio de ética digital. El nuevo reglamento conllevará un profundo cambio y una modificación tangencial de las cláusulas y avisos legales con respecto a los deberes de información y consentimiento claves para la legitimación de su recogida. Asimismo, supondrá la instauración de mecanismos reforzados en la recogida de datos especialmente protegidos, como lo son los de salud. De este modo, el principio de ética digital se basará en la transparencia y comunicación previa al titular del dato.
  1. Principio de “Privacy by design”. Los nuevos sistemas y procesos de tratamiento y almacenamiento de datos (Big Data, Cloud Computing o Inteligencia Artificial) deberán adecuarse y someterse a los parámetros legales del nuevo reglamento. Este hecho implica, por tanto, una especial atención al desarrollo a medida de productos de software adecuados que deberán estar articulados bajo el principio de “Privacy by Design”. Así, será necesario presentar una especial cautela en la implementación de nuevas herramientas y aplicaciones tecnológicas que impliquen el tratamiento masivo de datos personales, sobre todo en lo referente a los especialmente protegidos.

 

  1. Adaptación y supervisión en los procesos de transformación digital. Los servicios de prevención deberán tener en cuenta que la utilización no reglada o indebida de los datos digitales y el mal uso de la tecnología podrá acarrear un incumplimiento de la nueva normativa, con los estragos reputacionales que esta actitud puede conllevar para la organización, además. Por este motivo, se hace necesaria una adaptación y supervisión en los procesos, presentando especial cautela a la cuestión de la privacidad.

 

  1. Cultura de cumplimiento. Resulta fundamental implementar en la organización una cultura de cumplimiento en materia de datos (“Data compliance”) y su integración en los sistemas generales de “compliance” de la empresa. Esta cultura implica también una labor de sensibilización y concienciación de la plantilla, considerándola uno de los pilares de este proceso de implementación. También hay que prestar una especial atención a las bases sobre las que se construye la seguridad y confidencialidad de la información tratada por los profesionales de la propia organización.

 

  1. Supervisión de la cadena de valor. Es necesario llevar a cabo una supervisión y control exhaustivo de la cadena de valor del dato personal recabado. Para ello también se debe aportar la necesaria seguridad jurídica que evite que esta cadena de valor pueda quedar comprometida, con los riesgos que podría irrogar.

 

  1. Políticas de contratación y subcontratación externas. El outsourcing en el sector de actividad de las empresas de servicios de prevención requiere la adopción e implementación de cuadros de mandos en relación con estas políticas en materia de protección de datos. En este sentido, es recomendable prestar una especial atención al tratamiento (Big Data), alojamiento (Cloud), jurisdicción y securización de la información para evitar brechas de seguridad.

 

  1. Cualificación y certificación. Disponer de las habilidades y certificaciones necesarias para la correcta gestión de los datos es indispensable para la contratación con administraciones públicas. Además, mejora la imagen reputacional de la organización en el cumplimiento de las obligaciones formales.

                                                                           Equipo de Servicios de Prevención Ajenos. Fuente: Preventionworld

04 abril 2018

 

Entrevista en " El Economista" a Óliver Martín, Gerente-Coordinador de Servicios de Prevención Ajenos.

 

¿Cómo vislumbra el sector de la PRL dentro de siete años y como le gustaría a medio plazo?

 

La prevención de riesgos laborales es una actividad innata a las relaciones laborales que estará presente siempre que haya una actividad laboral desempeñada por personas.Así las cosas exige de equipos en continua renovación y mejora, con capacidad para adaptarse a nuevas formas de trabajo, nuevos sectores y actividades, tecnología y maquinas, y en general cualquier elemento novedoso que emerja del trabajo.

 

En los próximos años, los servicios intensivos de conocimiento han de tener un papel fundamental para cumplir las expectativas que hemos de imponernos en materia preventiva. El sentido común nos dice que cuanto más relevante y técnico es un sistema más se precisa de profesionales con capacidad y conocimiento para implementarlo. Así las cosas, quiero pensar en un escenario en el que habrá empresas de mediano y gran tamaño que puedan gestionar la prevención, total o parcial, con profesionales en plantilla y otras, de menor tamaño, que precisen para esa gestión eficaz de servicios de prevención externos a la empresa. No deberíamos plantear un contexto en el que se improvise dando entrada a otras entidades o profesionales independientes que no cumplan con un criterio de multidisciplinariedad, sin control de la autoridad laboral, o que las empresas con medios insuficientes prueben si es o no eficaz improvisar modelos propios y asunción de actividades, ya que el resultado de esa falta de deber de medios puede ser un accidente o enfermedad de un trabajador que en el peor de los casos puede ser mortal.

 

¿Por qué el servicio de prevención ajeno es la modalidad preventiva más usada por el empresario?

 

El Servicio de Prevención Ajeno nace con vocación de colaborador de la Administración en su actividad de asesoramiento a las empresas, es un operador altamente profesionalizado, con criterios y estándares de calidad rigurosos y en continua renovación, que lleva más de 20 años desarrollando su actividad en los cuales ha mejorado y aumentando sus recursos y servicios; realizan millones de reconocimientos médicos, pruebas específicas, evaluaciones de PRL, han impartido miles de horas de formación y un largo etcétera de acciones conducentes a mejorar, no solo la seguridad y salud, sino su traducción en el equilibrio de la sociedad en tan en la seguridad de los trabajadores no acaba en su jornada laboral sino que transciende a su vida personal y privada. Hemos de tener en cuenta que realizar una actividad preventiva profesional evita poner en riesgo la integridad física y psíquica de los trabajadores y esto se traduce bajo el prisma de la empresa en un compromiso real con las personas y con la propia empresa; mejora del clima laboral, imagen social de la entidad, reducción del alto coste económico de un accidente y muy relevante evitar responsabilidades civiles, administrativas, de Seguridad Social por recargo de prestaciones y hasta penales. Por todo lo anterior, el tejido empresarial y los trabajadores de nuestro país atesoran nuestro compromiso cuando confían en nuestras empresas para asesorarles en materia preventiva, así el 90,7 por ciento (Encuesta Laboral Anual 2016) de los empresarios han optado por esta modalidad preventiva y, lo que para nosotros es más importante, más de un 86 por ciento de los empresarios (ENGE) manifiesta un nivel de satisfacción alto con la actividad de los servicios de prevención ajenos.

 

¿Es precisa una reforma legislativa de calado?

 

Las directrices en materia de PRL han de ser analizadas, de forma constructiva, siempre, en tanto no se alcancen niveles ínfimos en los índices de siniestralidad, pero esto requiere de un verdadero ejercicio de reflexión y sobre todo de objetividad. Para afrontar cualquier reforma legislativa o guía de actuación en materia preventiva hemos de obviar intereses, categorizaciones, planteamientos transaccionales y cualquier obstáculo que no suponga dicho análisis pragmático y una actuación en consecuencia.

 

 

Fuente: El Economista

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, 28 de abril de 2018

 

Prevención de Riesgos Laborales y transformación continua del mundo trabajo: dos realidades interdependientes

 

Los servicios de prevención ajenos se erigen como la modalidad preventiva con mayor capacidad de adaptación y respuesta a los retos de la edad que plantea el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

 

El pasado 28 de abril celebrábamos el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, una conmemoración anual que fue establecida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el objetivo de promover un trabajo seguro y saludable y para recordar a las víctimas de los accidentes laborales y las enfermedades profesionales. Tomando este fundamento como la razón de ser básica de este día, el lema de este año se refiere a la edad como una cuestión concreta que es necesario abordar: “jóvenes y trabajadores, generación segura y saludable”.

 

Con motivo de este objetivo concreto, el Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT) destacaba que la población joven trabajadora se enfrenta al desafío de un mundo laboral “en continua transformación que exige la constante adaptación a emergentes requerimientos”. Esta realidad, que afecta también a los profesionales de otras edades, nos situaría ante el reto y la necesidad de adaptar el trabajo a todas las etapas de la vida laboral para contar con una población “más saludable y mejor preparada”.

 

La Prevención de Riesgos Laborales (PRL) no puede mantenerse al margen de esta realidad. Más bien todo lo contrario: ha de erigirse como uno de los actores clave en el cumplimiento del objetivo fundamental de garantizar la seguridad y la salud en todos los puestos de trabajo y en todas las etapas de la vida de los profesionales. Por este motivo, que es además la razón de ser del sector, la evolución de la PRL está intrínsecamente ligada al propio desarrollo de ese mundo laboral en continua transformación. Es decir, el futuro de la prevención y del trabajo en general son interdependientes, ya que la primera es una actividad innata a las relaciones laborales que, a su vez, siempre se darán en el ejercicio de cualquier actividad profesional desempeñada por personas.

 

Esta interdependencia exige que los equipos dedicados a actividades preventivas se mantengan en continua actitud de renovación y mejora, mostrando una capacidad de adaptarse a las nuevas formas de trabajo, sectores emergentes, actividades innovadoras… es decir, a cualquier elemento novedoso y/o disruptivo que emerja del y para el trabajo. En esta línea, ya podemos anticipar que en los próximos años los servicios intensivos de conocimiento han de jugar un papel fundamental de cara al cumplimiento de las expectativas que actualmente nos planteamos en materia preventiva. 

 

El propio sentido común nos indica que, cuanto más relevante y técnico es un sistema, mayor es la necesidad de contar con profesionales con la capacidad y el conocimiento adecuados para implementarlo. Partiendo de este planteamiento y situándonos en un contexto temporal muy próximo, las organizaciones de mediano y gran tamaño podrán desempeñar su actividad preventiva, total o parcial, con equipos propios de profesionales, mientras que las más pequeñas podrán encontrar en los servicios de prevención externos a la empresa una opción de gestión eficaz.

 

En este sentido, desde luego, habría que evitar cualquier tipo de improvisación que diese entrada a otras entidades o profesionales independientes que no cumpliesen con un criterio de multidisciplinariedad o que no contasen con el control de la autoridad laboral. También cabría desaconsejar que las empresas probasen si es o no eficaz improvisar modelos propios o la asunción de actividades. La toma de decisiones y la ejecución de acciones de este tipo puede conducir a un desenlace tan catastrófico como un accidente o enfermedad de un trabajador, incluso (en el peor de los casos) puede conllevar un resultado mortal. 

 

Ante esta realidad, los servicios de prevención ajenos nacemos como vocación de ser colaboradores con la Administración en su actividad de asesoramiento en materia preventiva a las organizaciones. Tras más de 20 años desarrollando su actividad, esta modalidad se caracteriza por su alta profesionalización, continua renovación y actuación bajo rigurosos criterios y estándares de calidad. En estas últimas décadas, los servicios de prevención ajenos han mejorado y aumentado sus recursos y servicios a la hora de desarrollar un gran número de actividades conducentes a acrecentar la seguridad y salud de los trabajadores. Todo ello partiendo de la base de que el bienestar de los profesionales no solo se circunscribe a su puesto de trabajo, sino que trasciende a su vida personal y privada, por lo que también tiene una repercusión en el conjunto de la sociedad.

 

También hemos de tener en cuenta que realizar una actividad preventiva profesional evita poner en riesgo la integridad física y psíquica de los trabajadores, por lo que forma parte del compromiso real que las empresas han adquirir con las personas que forman parte de ellas. Dicho de otro modo, contribuye a la mejora del clima laboral y de la imagen social de la entidad, permite reducir el alto coste económico de un posible accidente y, sobre todo, evita responsabilidades civiles, administrativas, de Seguridad Social por recargo de prestaciones e, incluso, penales.

 

Por todas estas razones, desde Servicios de Prevención Ajenos podemos afirmar, con satisfacción y agradecimiento, que el tejido empresarial y los trabajadores de nuestro país atesoran nuestro compromiso cuando confían en nuestras empresas para asesorarles en materia preventiva. Este hecho lo demostraba la Encuesta Anual de 2016, que reflejaba que el 90,7% de los empresarios habían optado por esta modalidad preventiva, así como que más de un 86% de los empresarios (ENGE) manifestaba un nivel de satisfacción alto con la actividad de servicios de prevención ajenos.

 

28 abril 2018

 

Redacción de Servicios de Prevención Ajenos


La transformación digital debe reafirmar a la persona como el centro de la prevención de riesgos laborales.

 

16 abril 2018

 

Si los futuros historiadores tuvieran que estudiar y describir el tiempo actual que vivimos, es muy probable que se refirieran a la transformación digital como uno de sus aspectos más característicos y definitorios. La que muchos ya se atreven a calificar como la tercera Revolución Industrial no solo está introduciéndonos en un nuevo mundo de avances y desarrollos técnicos aplicables al ámbito productivo o económico, sino que además está condicionando y haciendo evolucionar el ámbito social, nuestros sistemas conceptuales y la organización y gestión de nuestra vida personal y cotidiana. Por esta razón, muchos de nuestros contemporáneos incluso se atreven (sin faltarles razón) a establecer un estrecho paralelismo entre este momento de cambio y el que introdujo a la humanidad en el Renacimiento del siglo XV.

Esta transformación digital está conllevando tales cambios en todos los aspectos de nuestra vida personal, social y profesional que podríamos decir que se trata de una auténtica disrupción. Las finanzas, las ciudades, la industria, el comercio, la sanidad, la agricultura, la educación y un larguísimo etcétera de ámbitos y sectores se están viendo absolutamente transformados por tecnologías y conceptos como Internet of Things, Big Data, Inteligencia Artificial o Blockchain. En este sentido, y como es lógico, el mundo del trabajo no es ajeno a esta realidad disruptiva, sino que, muy al contrario, se erige como uno de sus grandes protagonistas.

Las organizaciones son al mismo tiempo sujeto y objeto de la transformación digital. Del mismo modo, las personas que forman parte de ellas son impulsoras y receptoras de estos cambios a la vez. Así, la disrupción tecnológica impulsa una serie de avances evidentes en el aspecto técnico de cualquier entidad, lo que repercute no solo en sus procesos productivos, sino que también en los organizacionales. Sin embargo, nos equivocaríamos si nos detuviésemos exclusivamente en la consideración de la dimensión técnica de todos estos cambios, por muy disruptivos que sean. El progreso tecnológico (sin precedentes) que está impulsando este momento histórico ha sido pensado y sigue siendo desarrollado por personas, del mismo modo que somos las personas las principales receptoras de estas innovaciones. Por tanto, no podemos obviar el trasfondo cultural que se está consolidando en torno a esta transformación digital.

Este cambio cultural y técnico, está cambiando profundamente la operativa, la estructura organizacional, los procesos productivos, las capacidades y las herramientas de las empresas. En este marco, la seguridad y la salud laborales, como parte de ellas, deben evolucionar al ritmo del progreso tecnológico e incorporar todas las innovaciones que permitan su mejor gestión, pero sin quitar la vista de su razón de ser: los profesionales que forman parte de las organizaciones.

A principios de año, Servicios de Prevención Ajenos (ASPA-ANEPA) participaba en la firma y lanzamiento de un código ético en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Precisamente, en la introducción del mismo, las asociaciones firmantes destacaban en primer lugar que “la seguridad y salud de los trabajadores se constituye como la razón de ser de los servicios de prevención ajenos. La salvaguarda de las personas en el marco laboral y su reflejo en la sociedad exige que los servicios de prevención ajenos actúen bajo estrictos parámetros de calidad, legalidad y ética”. Esta evidencia ha de ser tenida en cuenta y recordada siempre en la planificación y ejecución de los planes y acciones de gestión de la prevención en nuestras organizaciones. La llegada de la conocida como PRL 4.0 no nos debe alejar de esta razón de ser fundamental, sin la cual, hasta la herramienta digital más básica que se incorporase a la labor preventiva perdería sentido.

 

Nueva estrategia

 

La transformación digital ha traído consigo nuevas formas de trabajo, tipo de organizaciones y perfiles profesionales que requieren la adopción de una estrategia de seguridad y prevención de riesgos laborales, adecuada y adaptada a cada uno de ellos. Precisamente, en el pasado mes de febrero se celebró el Salón Internacional de la Seguridad SICUR 2018, en el que las propuestas con un carácter altamente innovador aplicadas al ámbito de la seguridad y salud en el trabajo fueron las protagonistas del sector preventivo.

Realidades como la industria conectada (o industria 4.0), la robotización, el trabajador digital conectado nos sitúan ante nuevos escenarios en los que la transformación del trabajo trae consigo nuevos riesgos (que hay que saber prevenir) y oportunidades (que hay que saber aprovechar).  Ante todo, hemos de ser conscientes de que esta disrupción digital alcanza a las organizaciones y tiene efectos directos en su naturaleza y procesos productivos, pero tendremos que actuar en consecuencia con la evidencia de que estos cambios repercuten directamente en los trabajadores.

Son las personas que forman parte de las organizaciones las que han de liderar y “dominar” estos procesos de desarrollo tecnológico, y no al revés. Por esta razón, esta disrupción conlleva un imperativo primordial para las empresas que pasa por la formación de los profesionales. Empoderar al trabajador, dotarle de herramientas y conocimiento para que realmente sea la persona el centro de esta transformación digital ha de ser un objetivo clave para las organizaciones. En esta línea, la Prevención de Riesgos Laborales ha de adherirse a esta finalidad fundamental y hacerla propia. La razón de ser de los servicios de prevención, tanto propios como ajenos, va más allá de la sencilla ejecución de acciones de gestión de la seguridad y salud en el trabajo porque también ha de velar por el diseño y la implementación de estrategias que velen por el bienestar físico, psíquico y emocional de los profesionales en sus lugares de trabajo.

Ellos deben formar parte activa y proactiva de la adopción de esta nueva cultura digital, alejándola siempre de cualquier tentativa de suplantar el valor insustituible de la persona en los procesos productivos, garantizando la formación de los profesionales en nuevas tecnologías y custodiando unos parámetros óptimos de seguridad y salud en los innovadores puestos de trabajo que trae consigo esta cuarta Revolución Industrial.

 

Fuente: RedacciónMCP

La CNMC sanciona a nueve colegios de abogados por realizar una recomendación colectiva sobre precios de los honorarios.

 

12 de marzo de 2018 - Nota de Prensa de la CNMC

 

La sanción conjunta se eleva a 1,455 millones de eurosLa CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha sancionado con 1,455 millones de euros a nueve colegios de abogados de distintas provincias por realizar una recomendación colectiva de precios. 

La CNMC considera que estos nueve colegios de abogados elaboraron, aplicaron y difundieron baremos de honorarios (listados de precios) a pesar que, desde 2009, la Ley de Colegios Profesionales prohíbe expresamente a los Colegios establecer recomendaciones sobre honorarios “ni cualquier otra orientación, recomendación, directriz, norma o regla sobre honorarios profesionales”.

El expediente se inicia con motivo de una denuncia de Bankia con motivo de las costas de los pleitos masivos que presentaron los accionistas reclamando la inversión realizada en la salida a Bolsa en 2011. Sin embargo, durante la investigación se puso de manifiesto que los nueve colegios de abogados sancionados habían elaborado, publicado y difundido con carácter general los baremos de honorarios prohibidos.

Los honorarios de los abogados deben fijarse libremente. No existe sistema arancelario en los servicios prestados por abogados, lo que supone que sus honorarios no se fijan por ley o norma en atención a distintos conceptos y cuantías. Además, actualmente los honorarios de abogados tampoco están sometidos al sistema de tarifas mínimas.

El artículo 1 de la LDC prohíbe “todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o en parte del mercado nacional y, en particular, los que consistan en: a) La fijación, de forma directa o indirecta, de precios o de otras condiciones comerciales o de servicio”. Asimismo, desde de la aprobación de la Ley Ómnibus, en diciembre de 2009 Ley de Colegios Profesionales prohíbe expresamente a los Colegios establecer recomendaciones sobre honorarios “ni cualquier otra orientación, recomendación, directriz, norma o regla sobre honorarios profesionales”.

La Ley de Colegios Profesionales sí permite a los Colegios elaborar “criterios orientativos” a los exclusivos efectos de informar a los tribunales sobre la tasación de costas y la jura de cuentas de los abogados, pero no difundirlos con carácter general. Además, el análisis de los documentos aprobados o publicados por los Colegios como “criterios orientativos” ha acreditado que en ellos se recogen verdaderos listados de precios, que incluyen tanto valores de referencia expresados en euros como escalas y tramos de cuantías a las que se aplican distintos porcentajes. Por ello, la CNMC considera que no se trata de meros criterios orientativos sino de auténticos baremos de honorarios, una recomendación colectiva de precios que vulnera la Ley de Colegios Profesionales y la Ley de Defensa de la Competencia.

En consecuencia, la CNMC ha aprobado las siguientes sanciones:

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE BARCELONA (ICAB): 620.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE VALENCIA (ICAV): 315.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE SEVILLA (ICAS): 145.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE VIZCAYA (ICASV): 125.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE LA RIOJA (ICAR): 90.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE A CORUÑA (ICACOR): 65.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE (ICASCT): 65.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE ALBACETE (ICALBA): 20.000 euros.

ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE ÁVILA (ICAAVILA): 10.000 euros

 

​​La CNMC recuerda que contra esta Resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

 Fuente: Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

 

 

Madrid, 14 de marzo de 2018

 

Continuando con el Acuerdo de Colaboración suscrito entre la Fundación Laboral de Construcción y Servicios de Prevención Ajenos, esta mañana se ha celebrado la reunión del Grupo de Trabajo conjunto de seguimiento, en base a continuar poniendo en valor la formación de Prevención de Riesgos Laborales y analizando las actuales inquietudes y aspectos de mejora en base al  el VI Convenio General de la Construcción.

 

                                                                                                                   Fuente: Servicios de Prevención Ajenos

Los Servicios de Prevención Ajenos se adhieren al Acuerdo Estratégico de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla-La Mancha 2017-2021

 

Acuerdo firmado en la sede de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo

 

 

La voluntad de los Servicios de Prevención de adherirse a los objetivos establecidos en el citado acuerdo, en el ámbito de sus competencias, pasa por impulsar y consolidar la mejora de las condiciones de seguridad y salud laboral, así como la reducción de la siniestralidad laboral en la región.

 

La consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla - La Mancha, Patricia Franco, ha rubricado las adhesiones de la Asociación Nacional de Entidades Preventivas Acreditadas (ANEPA), la Federación ASPA de Servicios de Prevención Ajenos y la Asociación Nacional de Servicios de Prevención Ajenos (ASPREM), al acuerdo Estratégico de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla-La Mancha 2017-20121. Esta firma se ha realizado con representantes de las tres entidades.

 

El Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla-La Mancha 2017-2021, que puso en marcha el Ejecutivo regional el año pasado, es un instrumento capaz de aunar esfuerzos de todos los agentes implicados en la prevención. Tiene como objetivo conseguir una mejora real de las condiciones de seguridad y salud laboral de la población trabajadora, además de la reducción de los accidentes laborales y enfermedades profesionales en la Comunidad Autónoma.

 

La voluntad de los Servicios de Prevención de adherirse a los objetivos establecidos en el citado acuerdo en el ámbito de sus competencias, pretende impulsar y consolidar la mejora de las condiciones de seguridad y salud laboral, así como la reducción de la siniestralidad laboral en la Comunidad Autónoma.

 

Leer nota de prensa 

 

Fuente: JCCM - martes, 06 de marzo de 2018

www.lacerca.com

 

 

Medicina del Trabajo. Especialidad sanitaria para las personas y organizaciones.

 

Dr. Guillermo Soriano Tarín.

Representante de Servicios de Prevención Ajenos

 

 

 

Los más de 14.000 estudiantes de Medicina que el 10 de febrero se presentaron al examen MIR de este año esperan su nota para saber si pueden optar a su especialidad preferida.

 

Entre las 6.513 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad, Medicina del Trabajo representará un total de 63. Aunque tradicionalmente se trata de una de las especialidades menos escogidas por los examinandos, Medicina del Trabajo ofrece un número creciente de oportunidades

 

 

  1. Tradicionalmente la medicina del trabajo no es una especialidad popular entre los aspirantes al MIR,  ¿por qué cree que hay déficit de médicos del trabajo?

 

Es una realidad que, actualmente, existe un déficit muy importante de especialistas en Medicina del Trabajo en nuestro país, tal como ha sido denunciado desde hace años tanto por parte de las Asociaciones científicas, la Comisión Nacional de la Especialidad, como las propias empresas de titularidad pública o privada.

 

Sin embargo, este fenómeno no es exclusivo de la especialidad de Medicina del Trabajo, sino que también está afectando a otras especialidades médicas, y son también diferentes las causas que han motivado esta situación. Cada año, se jubilan muchos más médicos especialistas que la oferta de plazas de formación MIR, y en los próximos 5 años, con la jubilación de la denominada generación BB, puede llegar a hacer insostenible nuestro sistema sanitario. A este fenómeno demográfico, se suma la fuga masiva de especialistas a otros países de la Unión Europea, países del Este o de Latinoamérica, y la especialidad de Medicina del Trabajo es sin duda una de las más afectadas por este fenómeno, siendo una de las Especialidades de mayor demanda y prestigio profesional fuera de nuestras fronteras.

 

Otro hito importante fue la incorporación en el año 2003 de la Medicina del Trabajo al grupo II de especialidades de formación hospitalaria MIR, pero que no se vino acompañado de una financiación de dichas plazas similar al resto de especialidades, estando sujeta la oferta y la demanda de plazas a criterios economicistas, totalmente irracionales y discriminatorios frente al resto de especialidades. Este aspecto ha hecho mucho daño a la Especialidad, y urge ponerle una solución inmediata.

 

Por último, existe un desconocimiento por parte de los licenciados en medicina y cirugía sobre las bondades de nuestra Especialidad, ya que durante la formación académica, -salvo alguna excepción-, no se incluye una asignatura de Medicina del Trabajo en el currículo de pregrado.

 

 

  1. Razones para optar por la especialidad de medicina del trabajo.

 

Desde hace 10 años, todas las políticas de salud nacionales e internacionales han hecho una apuesta firme por potenciar las especialidades preventivas y de promoción de la salud, frente a las asistenciales, de ahí que la Medicina del Trabajo, sea una especialidad que cada vez es más valorada, aunque como he comentado antes, quizá más fuera de nuestras fronteras que dentro.

 

Por otro lado, el desempeño de nuestra profesión se puede acometer en diferentes ámbitos dentro de nuestro sistema sanitario público y privado. Dichos ámbitos abarcan entre otros, la gestión, la docencia, la investigación, la vigilancia de la salud, la promoción de la salud y el ámbito pericial o de valoración del daño corporal. Así, el ejercicio de la Medicina del Trabajo se puede llevar a cabo en Unidades de Salud Laboral de la Administración Sanitaria autonómica, en unidades de epidemiología laboral, en unidades de evaluación de incapacidades, en la Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social, en Servicios de Prevención Propios de la Administración o de titularidad privada, y finalmente, en los Servicio de Prevención Ajenos, que es donde desempeñan actualmente su actividad el mayor porcentaje de especialistas.

 

 

  1. ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta esta especialidad?

 

A mi juicio, el principal reto al que se enfrenta la especialidad hoy, es satisfacer la tasa de reposición de Especialistas, esto es, incrementar la oferta de plazas de formación MIR a la actual demanda, que va mucho más allá de las mermas por jubilación.

 

Nuestra especialidad, probablemente sea la más regulada, no sólo por parte de la Administración Sanitaria, sino también por la Laboral. Hoy, con los ratios que exige dicha normativa, y para una población laboral de 18.000.000 de trabajadores y trabajadoras, y el número de Especialistas en Medicina del Trabajo activos estimado, (cerca de 4.000), resulta totalmente insuficiente, más aún, si tenemos en consideración que cada año se jubilan unos 400 Especialistas mientras que la media de plazas de MIR ofertadas en cada convocatoria no supera las 60 (pese a que hay 159 plazas acreditas en las Unidades Docentes de toda España cada año), como consecuencia de la incierta financiación.

 

  1. ¿Qué acciones son necesarias por parte de los agentes implicados para promocionar la especialidad de medicina del trabajo?

 

Aparte de equiparar la financiación de la formación MIR exactamente igual que la del resto de especialidades, y de incrementar sustancialmente la oferta MIR en las próximas convocatorias, hay que poner en valor la aportación que supone la actividad sanitaria realizada desde los servicios de prevención públicos o privados, propios o ajenos y de los profesionales sanitarios (Médicos Especialistas en Medicina del Trabajo y Diplomados Universitarios de Enfermería del Trabajo) hacia los trabajadores y trabajadoras, las empresas y la sociedad.

 

Quizá sea necesario mediante estudios rigurosos estimar ese retorno, en términos tanto de ahorro de costes, como de mejora de indicadores de salud de la población laboral, dando a conocer al conjunto de la sociedad el valor que aporta la Medicina del Trabajo dentro del sistema sanitario español.

 

Se hace necesario “convencer” a los directivos y gestores de las empresas, que la Prevención de Riesgos Laborales en general, y la Medicina del Trabajo en particular, no son un gasto, sino una inversión, que la realización de reconocimientos médicos, no es un fin, sino el medio para llevar a cabo una adecuada vigilancia de la salud colectiva que permitirá llevar a cabo a su vez, programas de intervención efectivos y eficaces en las empresas.

 

Las Sociedades científicas de la Especialidad, y la Comisión Nacional de Medicina del Trabajo, también están jugando y juegan un papel muy importante. Hoy contamos con unos profesionales con una formación que es la envidia fuera de nuestras fronteras, y sólo hay que ver el altísimo nivel científico y de investigación de las actividades formativas o los congresos de Medicina del Trabajo.

 

Finalmente, el desarrollo del artículo 38 del Reglamento de los Servicios de Prevención RD 39/1997, en el que se establece la colaboración de los servicios de prevención con el sistema Nacional de Salud, sigue siendo una asignatura pendiente.

 

 

  1. ¿En qué consiste el día a día de un médico especializado en medicina del trabajo

 

El ejercicio de nuestra especialidad depende del ámbito donde se ejercite la misma, que ya hemos comentado que resulta muy diverso.

 

Nuestra finalidad última es incidir positivamente y lo más precozmente posible en los denominados determinantes de la salud, tanto de los trabajadores y las trabajadoras, como en la salud de las organizaciones o de la población laboral en su conjunto. En definitiva, mejorar la salud de las personas que trabajan y contribuir a la creación de organizaciones saludables que permitan a los trabajadores desarrollarse, alcanzar y poder utilizar plenamente todo su potencial.

 

Para ello, desde las Unidades Básicas Sanitarias de los Servicios de Prevención, -en colaboración con los técnicos de prevención de riesgos laborales de las empresas-, se llevan a cabo actividades para el fomento de conductas de vida saludables, promovemos programas sanitarios frente a patologías prevalentes, participamos en la identificación y evaluación de riesgos, diseñamos actividades de vigilancia y control del estado de salud, diagnosticamos problemas de salud relacionados con el trabajo o proporcionamos asistencia médica necesaria para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las enfermedades relacionadas con el trabajo o que pudieran verse agravadas por el mismo.

 

A estas funciones, se añaden según el ámbito de actuación, actividades de gestión y asesoramiento, de investigación o de formación y docencia.

 

Fuente: Servicios de Prevención Ajenos

Nota de prensa

SICUR 2018

Organizaciones empresariales presentan un avance del estudio que impulsará el valor de la integración y la calidad de los servicios de prevención ajenos españoles

 

Servicios de Prevención Ajenos y ASPREN, organizaciones empresariales del sector, promueven un estudio desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid con el apoyo del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo

 

Madrid, 22  de febrero de 2018.- Las organizaciones empresariales del sector de los servicios de prevención ajenos (Servicios de Prevención Ajenos y ASPREN) han participado en el Salón Internacional de la Seguridad (SICUR) que se ha celebrado esta semana en Feria de Madrid. En el marco de este encuentro, han anunciado el próximo lanzamiento del estudio Calidad e integración de la prevención realizada por los SPA (servicios de prevención ajenos), una investigación científica que ofrecerá datos cuantitativos y cualitativos acerca de la actividad preventiva ajena en las organizaciones españolas. Por iniciativa de las patronales, la Universidad Carlos III de Madrid ha desarrollado este informe contando con el apoyo del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT).  

 

En palabras del coordinador de la investigación y profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad Internacional de La Rioja, Guillermo García González, se trata de “un estudio científico muy ambicioso cualitativa y cuantitativamente hablando”. Así, el informe parte de un análisis del marco jurídico actual para, contextualizar el “qué y cómo” de la actividad de los servicios de prevención ajenos. A continuación, ofrecerá una serie de datos, acerca de la percepción que empresas y trabajadores manifiestan sobre esta modalidad preventiva.

 

Mediante este estudio, las dos organizaciones pretenden plantear científicamente el mito de la falta de integración de la labor preventiva externalizada en el seno de las empresas y, de este modo, avalar la calidad de la actividad y gestión de los servicios de prevención ajenos españoles.  

 

 

JORNADA " La actividad preventiva del S.XXI"

 

Organizada por el Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el trabajo INSSBT / SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS / AMAT / ASPREN/ AESPLA, con la colaboración de la UNIVERSIDAD CARLOS III.

 

Lugar: Auditorio Verde - Pabellón 4 de IFEMA

Día 20 de febrero de 2018 -  Horario: de 10:00 a 12:00 h.

 

http://www.ifema.es/sicur_01/Actividades/index.htm

 

<

Asamblea General Extraordinaria

 

Jueves, 15 de febrero de 2018 

Sede de CEOE, calle Diego de León 50, Sala JDN - Madrid. 

Anunciamos que el próximo 15 de febrero celebramos la Asamblea General Extraordinaria de la Federación ASPA emplazada para las 16.00h en primera convocatoria, en el Salón JDN en la sede de la CEOE.

Más información  en Federación ASPA a través de los medios habituales.

 

Patrocinada por el colaborador principal SERLOMED

 

 

 

 

La medicina del trabajo ofrece multitud de

oportunidades profesionales para los

estudiantes de MIR 2018

 

 

 

  • Servicios de Prevención Ajenos anima a los candidatos de MIR a escoger esta especialidad
  • De las 6.513 plazas convocada en esta edición, solo 63 está destinadas a médicos del trabajo
  • Para una población laboral de 18 millones de trabajadores, contamos con apenas cerca de 4.000 especialistas activos

 

Madrid, 8 de febrero de 2018.- Este sábado más de 14.000 estudiantes de medicina se presentarán a la convocatoria del examen MIR 2018 e intentarán sacar la calificación que les permita optar a la especialidad preferida. Entre las 6.513 plazas que convoca el Ministerio de Sanidad este año, solo 63 se destinarán a médicos del trabajo. Servicios de Prevención Ajenos (ASPA&ANEPA) anima a los candidatos a conocer las oportunidades profesionales que presenta la medicina del trabajo y hace un llamamiento acerca del déficit de especialistas en España.

 

Desde hace ya años, la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo advierte sobre esta importante carencia de médicos especialistas. Otras asociaciones científicas y las propias empresas de titularidad pública o privada se unen a este llamamiento considerando que en nuestro país, para una población laboral de 18.000.000 de trabajadores, contamos con apenas cerca de 4.000 especialistas activos. Entre las diferentes causas de este déficit destacan el hecho de que cada año se jubilan muchos más médicos del trabajo que número de plazas de formación MIR se ofertan, así como la fuga masiva de especialistas a otros países europeos y latinoamericanos, en los que además esta especialidad goza de una mayor demanda y prestigio profesional.

 

Oportunidades profesionales

 

Precisamente en esta carencia encontramos el principal reto que afronta la medicina del trabajo: la satisfacción de la tasa de reposición de especialistas. Este hecho supone además una oportunidad laboral para los estudiantes del examen MIR 2018, que encontrarán en esta especialidad un área de desarrollo y crecimiento profesional a causa de la escasez de médicos del trabajo y la creciente demanda de los mismos.

Por otra parte, desde hace 10 años está aumentando la tendencia de fomentar la potenciación de especialidades preventivas y de promoción de la salud, frente a las asistenciales, por parte de las políticas de salud nacionales e internacionales. Razón por la cual la medicina del trabajo también se comienza a consolidar como una especialidad cada vez más valorada.

 

Otra gran oportunidad que ofrece esta profesión se refiere a la posibilidad de desempeñarla en diferentes ámbitos dentro del sistema sanitario público y privado. Estos abarcan, entre otros, la gestión, la docencia, la investigación, la vigilancia de la salud, la promoción de la salud y el ámbito pericial o de valoración del daño corporal. Asimismo, la medicina del trabajo puede ejercerse desde diferentes tipos de unidades: de salud laboral de la administración sanitaria autonómica,  de epidemiología laboral, de evaluación de incapacidades, en la mutuas colaboradoras de la Seguridad Social, en servicios de prevención propios de la administración o de titularidad privada, y finalmente, en los servicios de prevención ajenos, que es donde desempeñan actualmente su actividad el mayor porcentaje de especialistas.

 

 

 

Servicios de Prevención Ajenos (ASPA-ANEPA) y ASPREN presentan un código deontológico de buenas prácticas en las organizaciones  

 

 

Madrid, 25 de enero de 2018.- Servicios de Prevención Ajenos (ASPA-ANEPA) y ASPREN (Asociación Nacional de Servicios de Prevención Ajenos), han elaborado conjuntamente un código deontológico de buenas prácticas, en el cual proponen a las entidades asociadas una serie de principios en materia preventiva que “van más allá de las obligaciones legales”. Con este código, las tres asociaciones empresariales refuerzan su compromiso y apuesta por la calidad del sector de los servicios de prevención ajenos.

 

Servicios de Prevención Ajenos (ASPA-ANEPA) y ASPREN ofrecen unas pautas orientativas tomando como base dos ámbitos fundamentales que deben contemplar todas las organizaciones: el interno y el externo. De este modo, el documento propone una serie de planteamientos y actuaciones relacionados con los empleados, el medio ambiente, los clientes, los grupos de interés, etc.

 

“Desde ASPREN nuestro compromiso social ha sido y es uno de nuestros objetivos de trabajo desde la creación de la Asociación. Todos nuestros asociados creen firmemente en este Código Deontológico donde prima sobre todo nuestra preocupación por lograr una sociedad donde la Prevención de Riesgos Laborales, la Salud Laboral, la Seguridad y el Bienestar en el Trabajo estén integrados en todos los colectivos sociales y en nuestro día a día”, afirma Joaquín Revuelta, Presidente de ASPREN. “La importancia de este Código Deontológico de Buenas Prácticas radica en dar a conocer y reforzar nuestra labor e integrar unos valores que desde siempre han formado parte de nuestro colectivo, el de los Servicios de Prevención Ajenos”.

 

Andrés López, presidente de ANEPA, explica que mediante este código, Servicios de Prevención Ajenos pretende “hacer partícipes a la sociedad, en general, y a las empresas en particular, de su compromiso con la salud de los trabajadores desde la perspectiva del cumplimiento legal y moral”.  Además, añade que “somos conscientes de la trascendencia social que supone nuestra actividad, por lo que adquirimos un compromiso de absoluta profesionalidad y consideración con las personas y con el entorno”.

 

Por parte de la Federación ASPA, su presidente, David Muñoz, destaca que “el sector en su totalidad ha puesto en común los principios recogidos en este código que reconoce el deber de los servicios de prevención ajenos con las personas, las empresas y la sociedad en general”. De esta manera, añade que “vamos un paso más allá en la coherencia de ser lo que decimos ser: empresas altamente profesionalizadas, con criterios y estándares de calidad rigurosos y en continua renovación”.

 

El código se compone de cuatro principios fundamentales y nueve generales. Entre los primeros, destacan el rechazo a cualquier modo de abuso, intimidación o acoso y la aplicación de la seguridad y la salud en el trabajo siguiendo los parámetros de máxima calidad.

 

En cuanto a los principios generales, las tres asociaciones empresariales inciden en aspectos como el respeto al medio ambiente, la integración de los conceptos preventivos en las políticas generales de las organizaciones, la primacía de los criterios preventivos sobre los estrictamente comerciales y el respeto a la protección de datos. 

 

La prevención de riesgos laborales da la bienvenida a la marca integrada “Servicios de Prevención Ajenos”

 

 

Federación ASPA y ANEPA se integran estratégica y operativamente bajo una misma marca
La nueva marca agrupa a 150 empresas de ámbito nacional

 

Madrid, 14 de noviembre de 2017.- La Federación ASPA y la Asociación nacional ANEPA han firmado una alianza estratégica y operativa que se ha materializado en el nacimiento de una nueva marca: “Servicios de Prevención Ajenos”, desde la cual desarrollarán proyectos y acciones conjuntas para fortalecer la calidad de la prevención de riesgos laborales en España. De esta manera, estas dos organizaciones empresariales aúnan esfuerzos para situarse como referente en la promoción de la seguridad y la salud de las personas en sus puestos de trabajo.

 

“Servicios de Prevención Ajenos” agrupa a 150 empresas de toda España y trabajará en la concienciación social sobre la importancia de adoptar una cultura preventiva que vele por la mejora de la vida profesional y personal de todos los trabajadores en colaboración con la administración laboral y sanitaria y los agentes sociales.

 

Actualmente, alrededor del 80% de las organizaciones del tejido empresarial español optan por la modalidad preventiva externa a la hora de implementar un plan de prevención de riesgos laborales (PRL). “Estas empresas han contribuido significativamente a la reducción de la siniestralidad en España, por lo que tenemos que sostener y consolidar unas relaciones fluidas entre los diferentes operadores del sector”, señala Andrés López, presidente de ANEPA.

 

En relación al propósito fundamental de esta integración estratégica y operativa, el presidente de Federación ASPA, David Muñoz,  recuerda que “la importancia social de este sector demanda que las dos organizaciones empresariales trabajemos conjuntamente para ser lo más eficaces posibles en la mejora de la seguridad y salud de los profesionales”. Además, dijo, “se trata de una alianza inclusiva en la que caben todas las asociaciones y operadores del sector que así lo deseen”.

 

Por su parte, el coordinador de la nueva marca, Óliver Martín, señala, “es primordial que se conozca la importancia de la labor de los servicios de prevención ajenos, a la hora de asegurar la integridad física y psíquica de los trabajadores y coadyuvar al empresario para hacer de su organización una empresa más segura, feliz y rentable”.

 

Eficacia del modelo preventivo ajeno.

Las empresas de servicios de prevención ajenos se crearon a raíz de la entrada en vigor de la Ley de PRL (1995), con el objetivo de reducir la siniestralidad laboral y velar por la seguridad y salud de todos los trabajadores a través de la adecuada integración de los sistemas de prevención de riesgos laborales en las organizaciones. Se trata de empresas acreditadas por la autoridad laboral y sanitaria que asesoran al empresario en materia de prevención de riesgos laborales.

Aportan el conocimiento técnico, experiencia y profesionalidad para que los trabajadores puedan desarrollar su labor en condiciones óptimas de seguridad y salud y el empresario pueda cumplir con su cometido de asegurar la actividad preventiva en su empresa.

 

ACUERDO DE INTEGRACIÓN OPERATIVA ENTRE ANEPA Y LA FEDERACIÓN ASPA.

Del conocimiento del sector y del mercado actual se deviene imprescindible poner en valor la importante actividad que desarrollan los servicios de prevención ajenos para la sociedad y el compromiso de establecer un mensaje y una voz única ante la Administración Central y Autonómicas, Agentes Sociales y en definitiva cualquier interlocutor relacionado con la seguridad y salud, por ello las asociación Anepa y la Federación ASPA llegaron a un acuerdo que se inicia en una integración operativa entre ambas entidades materializado en la compartición de recursos que supongan una gestión más eficiente para la consecución de sus objetivos: defensa del sector de los servicios de prevención ajenos, la calidad de la prevención y la imagen de estos ante la sociedad.

 

Prueba de ello de la presente web que servirá de punto de encuentro entre nuestras entidades, asociados y cuantos interesados en la prevención de riesgos laborales consideren participar de y con la misma.

 

Agradecemos su visita y confiamos en que, a medida que generemos contenido, sea un lector asiduo y replicante de cuantas sugerencias estime convenientes. 

Del millennial al mecenas laboral: la seguridad y salud laboral que viene para quedarse

Semana Europea de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

En la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los Servicios de Prevención Ajenos apuestan por la promoción de una vida laboral sostenible y adecuada para todas las edades, cuidando además la integración y la gestión del conocimiento de todos los profesionales

 

En el año 2015 la directora de cine americano, Nancy Meyer, nos entretenía con su nueva producción: El becario. Vista superficialmente, esta película podría parecernos el típico film americano que reparte dosis de comedia y drama a partes iguales, a la vez que representa la típica situación que se nos antoja algo distante de nuestra realidad. En él, Robert De Niro interpreta a Ben Whittaker, un viudo septuagenario que, hastiado del ritmo de vida y los quehaceres diarios propios de la jubilación, decide aprovechar la oportunidad de volver a trabajar como ‘becario senior’ en una innovadora empresa de moda online. Su historia se entremezcla entonces con la de la joven y prometedora fundadora de la compañía, Jules Ostin (Anne Hathaway), quien acoge con recelo al nuevo integrante de la empresa que dirige. A pesar de esta desconfianza inicial, durante la trama, Jules descubrirá en Ben a todo un sabio consejero y amigo. No dudará en recurrir a él en búsqueda de asesoramiento ante dificultades profesionales y de conciliación con su vida familiar. Así, Meyer aprovecha los contrastes entre la generación de ambos protagonistas para construir una amistad basada en el respeto, la reciprocidad y la admiración por las virtudes laborales y personales características de la vieja y de la nueva escuela.

Tomando como escenario principal el de una innovadora empresa, que reúne las últimas tendencias tecnológicas, de diseño del espacio de trabajo e, incluso, ergonómicas, nos presentará las características propias de los millennial y de la generación de “adultos mayores” que representa Ben. Las diferencias en la gestión del propio trabajo, del modo de vestir, del uso del lenguaje y de la concepción de la formalidad y la creatividad, serán presentadas como una oportunidad de integración generacional armoniosa y de enriquecimiento personal y para el conjunto de la compañía. Así, Meyer dignificará al ‘becario senior’ como todo un auténtico mecenas laboral que mucho tiene que decir y aportar gracias a su bagaje vital.

La que, hace apenas un par de años, nos pudiera parecer una curiosa historia, nos sirve hoy como toda una fuente de inspiración y respuesta al envejecimiento activo de nuestra sociedad. Así lo revela la propia Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, que espera que “en 2030 los trabajadores de 55-64 años de edad representen hasta el 30% o más de la población activa en muchos países de Europa”, al tiempo que la edad de jubilación continúe retrasándose. Por tanto, no resulta baladí que la propia Agencia haya escogido como lema para la Semana Europea de la Seguridad y Salud en el Trabajo el lema: “Trabajos saludables en cada edad”.

Los avances sanitarios, una mejor alimentación y la promoción del ejercicio físico y mental, son algunos de los factores principales que   están favoreciendo la aparición de una nueva franja vital protagonizada por estos “adultos mayores” que disfrutan de un estado de salud muy óptimo y se sienten motivados para seguir desempeñando su profesión. Poseen una inteligencia emocional y una experiencia vital nada desdeñables, que pueden enriquecer mucho a las nuevas generaciones de millennials que se incorporan al mundo laboral y que, ya incluso, comienzan a ocupar puestos directivos. Así, la simbiosis equilibrada entre tradición e innovación, representa una oportunidad real para las empresas que apuesten por la formación de equipos intergeneracionales en los que se favorezca el intercambio de conocimientos y técnicas. En ellos, los profesionales más jóvenes aprenden de la serenidad y el intelecto que le ofrecen estos “mecenas laborales” que, a su vez, se abren a las nuevas tendencias y desarrollos, sobre todo tecnológicos, que aportan los primeros.

En la Federación ASPA y ANEPA apostamos por esta armonización de edades porque creemos que el revulsivo de conocimiento y bienestar que conlleva, además, repercutirá positivamente y de manera directa en la productividad de las organizaciones. Por esta razón, nos sumamos además al interés de la Agencia Europea en esta Semana de la Seguridad y Salud en el Trabajo y hacemos un llamamiento con respecto a la oportunidad y los retos que representan la integración de la diversidad de edades.

En esta línea, no podemos obviar los desafíos que esta realidad plantea en materia de Prevención de Riesgos Laborales (PRL), considerando además otro factor a tener en cuenta y que cobra un protagonismo cada vez mayor en este ámbito: la gestión del conocimiento. Para favorecer el bienestar físico y mental de los trabajadores en el seno de las organizaciones, teniendo como objetivo principal o telón de fondo la sostenibilidad de la vida laboral a cualquier edad, recomendaremos la adopción de un plan de PRL que se adapte a las condiciones físicas e intelectuales de los diferentes grupos de edad. La segmentación y personalización (en la medida de lo posible) de las acciones de prevención que se planifiquen y desarrollen, nos permitirán atender adecuadamente a las necesidades y condiciones propias de cada edad, adaptando las medidas de seguridad y salud también en función de esta diversidad.  

 

 

 

 

ANEPA

La Asociación Nacional de Entidades Preventivas Acreditadas 

(ANEPA), constituida en 1998, es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a las principales entidades preventivas acreditadas de nuestro país.


Es miembro de pleno derecho de la CEOE, contando con un vocal en su Junta Directiva, como representante del Sector Empresarial de Prevención de Riesgos Laborales.

Cuenta con un vocal en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Integrada en PESI (Plataforma Tecnológica Española de Seguridad Industrial)

Forma parte patronal de la Mesa Negociadora del Convenio Colectivo Nacional de los Servicios de Prevención Ajenos.

Los objetivos de Anepa son representar, promover y defender sus intereses colectivos, tanto ante el sector público como el privado.

Promover y defender la imagen de sus asociados, así como la implantación y mejora de los estándares preventivos en beneficio del cliente y de la sociedad en general.

Anepa está constituida por entidades preventivas acreditadas, tanto de ámbito nacional, como autonómico o provincial.

Federación ASPA de Servicios de Prevención Ajeno

La Federación ASPA de Servicios de Prevención Ajenos nace en noviembre de 2005 constituida por las más importantes Asociaciones Autonómicas y la Asociación ASPA (1998).

Es una organización no lucrativa, de ámbito estatal y cuyo objetivo es defender los intereses de los asociados, las ideas de libre mercado y la consolidación de un nuevo e importante sector.

Miembros de CEOE y de su Junta Directiva, así como de Cepyme y de su Junta Directiva.

Con interlocución en diferentes Comisiones de la CEOE.

Miembros de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud y de diferentes Grupos dentro de esa.

Patronos de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales.

Representante en la Mesa de Negociación del I y II Convenio Colectivo de los Servicios de Prevención.

Miembros de la Asociación Española para la Calidad y de diferentes Grupos de Trabajo.

Miembros Fundadores de la Plataforma Española de Seguridad Industrial.

Socios de diferentes Confederaciones Empresariales Autonómicas a través de sus asociaciones miembros.

Etc.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Contacta con nosotros

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©Serviciosdeprevenciónajenos